¿Barrabás o Jesús Barrabás?

Publicado por el

Blog Académico

La fiesta más importante del cristianismo es la pascua, donde se celebra la resurrección de Jesús. El evangelio de Mateo, en 26,1—27,26 narra cómo Jesús vivió la fiesta judía de “pésaj” (pascua) en compañía de sus discípulos. El núcleo de “pésaj” estaba constituido por una comida familiar donde se recordaba la liberación del pueblo de Israel de Egipto. Esta cena es la antesala de la pasión de Jesús en sus últimas horas antes de su muerte. En ella instituye el sacramento de la eucaristía, después de ella, Judas –uno de los 12 apóstoles-lo entrega a las autoridades judías; las autoridades religiosas le hacen un juicio y encuentran una razón teológica para inculparlo y así pedir su pena de muerte. Continúa la dramática narración de la triple negación de Pedro, seguida de la información que “después de haberlo atado, lo llevaron ante Pilato, el gobernador, y se lo entregaron” (Mt 27,2). El relato de la entrega a Pilato se interrumpe abruptamente por el arrepentimiento de Judas y la resolución de las autoridades judías de qué hacer con el dinero que le habían pagado al traidor. El encuentro con Jesús fue ciertamente problemático para el gobernador Pilato. Lo interroga sin mucho éxito, argumenta a favor de él pero el peso político de las autoridades judías y el apoyo del pueblo, son razones más poderosas para actuar según lo que se le solicitaba. Sin embargo, en este “juicio” se realiza un acto que el texto nos presenta como un acontecimiento usual para esas fiestas, que consistía en la liberación de un preso. Aquí entra en la escena la dramática tensión entre la oferta presentada por Pilato al pueblo, de liberar a Barrabás o liberar a Jesús, cuyo resultado llevará a la crucifixión del nazareno. Algunas Biblias mencionan a “Barrabás” y otras a “Jesús Barrabás” ¿por qué la diferencia del nombre?, ¿afecta a la interpretación del texto? Se produce la diferencia porque las traducciones han optado por distintas “variantes textuales” de los manuscritos griegos de donde han sacado el texto. Es un dato curioso pero que no afecta en lo fundamental a la interpretación. Sin embargo, tiene interesantes connotaciones literarias. El v. 17 es clave en la narración, ya que se presenta para una decisión popular la opción de condenar a muerte a un sujeto y salvarle la vida a otro. Los nombres son importantes, Jesús Barrabás v/s Jesús Cristo. El nombre Jesús era común en la cultura del pueblo israelita, por lo tanto es plausible que ambos coincidieran con ese nombre, la diferencia está en el segundo nombre que indica una característica específica de uno y otro sujeto y que el evangelista quiere destacar. Barrabás significa “hijo de padre” y Cristo “mesías”. Este es el punto que quiere destacar Mateo, se ha crucificado ni más ni menos que al “Cristo”, es decir al “Mesías”.

Pablo Uribe Ulloa
Director Instituto de Teología UCSC